lunes, 13 de marzo de 2017

Reseña La sociedad de la rosa de Marie Lu


Título: La sociedad de la rosa
Autora: Marie Lu
Editorial: Hidra
Número de páginas: 458
Precio: 16,50
Sinopsis:
Había una vez, una chica que tenía un padre, un príncipe, una sociedad de amigos. Entonces ellos la traicionaron, y ella los destruyó a todos. El corazón de Adelina Amouteru ha sufrido a manos de su familia y amigos, llevándola al amargo camino de la venganza. Ahora conocida y temida como White Wolf, ella huye de Kenettra con su hermana para encontrar otros Jóvenes de la Élite con la esperanza de construir su propio ejército de aliados. Su meta: derribar a la Inquisición, los soldados de capas blancas que casi la mataron. Pero Adelina no es una heroína. Sus poderes, alimentados solo por el miedo y el odio, han comenzado a crecer más allá de su control. Ella no confía en sus recién descubiertos amigos Élite. Teren Santoro, líder de la Inquisición, la quiere muerta. Y sus antiguos "amigos", Raffaele y la Sociedad de la Daga, quieren detener su sed de venganza. Adelina lucha por aferrarse al bien dentro de ella. ¿Pero cómo alguien puede ser bueno cuando su misma existencia depende de la oscuridad?

Opinión Personal:

Si os digo la verdad, tenía bastante difusa la historia que se escondía en Los jóvenes de la élite, novela que leí en cuanto se publicó y que recordaba más bien en líneas generales por lo que me ha costado engancharme a esta segunda entrega pues te mete de lleno en la historia sin muchos recordatorios.

La sociedad de la rosa es una novela bastante más oscura que la anterior. Como deberíais saber, Adelina fue rechazada por los Dagas por un poder que cada vez es más fuerte e imparable. Si hay algo que me gusta de esta saga es que la prota es mala, malísima, y, a pesar de que vez en cuando le vienen los remordimientos por sus actos, lo cierto es que es una protagonista bastante complicada y, aún así, me parece absolutamente fantástica. Y es que no lo puedo evitar, me encantan los villanos de todas las historias. Adelina es un personaje manipulador, frío, estratega: no le importa aliarse con su rival más directo para hacer desaparecer a otro, creo que sería capaz de vender hasta a su propia hermana con tal de conseguir sus objetivos. Creo que la historia ha ganado bastante porque hemos visto cómo la protagonista se enfrenta ante sus demonios y, sobre todo, vemos como evoluciona un poder que amenaza con destruirla. Esta novela es un ejemplo de que no importa tenerlo todo, o al menos creerlo, cuando en realidad no tienes absolutamente nada.

La novela también es un poco más lenta que el libro anterior. Durante gran parte del libro, vemos como se van asentando las bases para uno de las mayores enfrentamientos literarios que he leído en bastante tiempo aunque a veces "huele" a demasiada casualidad, a que está todo muy preparado para que la historia avance, casi como fruto de la casualidad. Y es que en esta novela, los bandos están más difuminados que nunca y no se sabe cómo puede acabar esto. En el libro anterior ya vimos una muerte bastante importante y parece que, de momento, la cosa no se quedará ahí: aquí hay varias muertes importantes y seguro que, en el último, que sale dentro de dos semanas, habrá unas cuantas más. En esta novela se introducen nuevos personajes: algunos ya habían sido mencionados con anterioridad aunque, personalmente, ni los recordaba y otros son completamente nuevos y, sin duda, destaca Magiano, un rufián descarado realmente fuerte que promete mucha guerra.

En líneas generales, he disfrutado mucho de la historia y estoy deseando conocer el desenlace de la misma. 

3,5/5

En definitiva, La sociedad de la rosa es una historia más oscura y pausada que da pie a un final de escándalo. Me quedo con esa protagonista llena de grises, con esos giros en la historia que dejan con ganas de más y con un final agridulce pero prometedor de un final desgarrador.


2 comentarios:

Si te apetece dejar un comentario, eres libre de hacerlo. Pero recuerda, sé respetuoso y trata de hablar siempre del tema tratado en la entrada. No spam, por favor.

¡Gracias por tu comentario! ^^