miércoles, 19 de septiembre de 2012

Entrevista a Pilar Ramírez, traductora de Los Juegos del Hambre.

Estoy seguro de que muchos de vosotros sabréis el nombre de vuestros autores favoritos, y no solo de sus libros. Pero, ¿os habéis parado a pensar en que detrás de un libro, hay siempre más gente ...y no solo el propio autor? Desde el tímido autor, que teclea con fuerza las teclas de su ordenador durante meses, hasta  el curioso traductor, pasando por el editor cascarrabias... Es curioso la gran cantidad de piezas que hay tras un producto que tan bien conocemos y que, sin embargo, nunca dejará de resultar mágico. Un libro. Hoy, mi misión es traeros un pedazo de ese mundo: entrevistamos a Pilar Ramírez Tello, traductora de la magistral trilogía "Los juegos del Hambre" y "Divergentre", entre otros títulos.



1-¡Hola, Pilar! En primer lugar, me gustaría agradecerte la oportunidad de poder entrevistarte: como gran apasionado del mundo editorial, siempre es un placer conocer un poco más este mundillo y esta es una gran oportunidad para empezar a hacerlo. ¿Cuándo supiste que querías ser traductora, qué te impulsó a serlo? ¿Como es el día a día de una traductora? ¿Eres una ávida lectora? ¿Algún género especial?  


Gracias a ti por ofrecerte a hacerme una entrevista. A ver, empiezo a responder las preguntas... Pues no creo que alguna vez «supiera» que quería ser traductora, la cosa surgió por eliminación: me gustaba leer, me gustaba escribir, me veía demasiado tímida para el periodismo y sabía inglés, así que la carrera que me pareció más interesante fue la de Traducción e Interpretación. Antes de que me tocara decidir qué hacer con mi vida después del instituto nunca había pensado en esa opción, creo. Después, todo empezó a encajar. Entré en la carrera pensando en la traducción literaria y, después de descubrir que hay muchísimas otras vertientes dentro de la profesión (y que también eran muy interesantes), seguí decidida a intentarlo... hasta que lo logré.

¿El día a día? Pues me levanto, desayuno, miro el correo, visito unas cuantas páginas, abro el archivo o el libro que toque traducir y me pongo a ello. Cada uno se organiza como quiere o puede, pero yo prefiero hacer una pausa corta para comer y así no terminar demasiado tarde. Obviamente, todo depende del plazo de entrega que se tenga y de si se te cruza algún otro proyecto por el camino (porque también hago otro tipo de traducciones, no solo literarias). Hay gente que no soporta trabajar en casa y se busca un despacho fuera o una oficina compartida, pero a mí me encanta traducir en mi despacho de casa.

Desde pequeña he leído una barbaridad. Durante la niñez y la adolescencia siempre estaba pegada a un libro. Después, cuando vivía en Madrid, como me pegaba unos buenos viajes en cercanías y metro todos los días, también los devoraba. Reconozco que ya no leo tanto. Si te pasas todo el día leyendo por trabajo, cuesta desconectar si sigues leyendo por afición. Sin embargo, es algo que tengo que solucionar rápidamente, porque leer mucho y bien es esencial para un trabajo como este.

En cuanto a géneros, lo mío siempre ha sido la fantasía, la ciencia ficción y el terror, aunque la mayoría de las veces lo importante no es el género, sino que el libro te llame y te apasione. Puede ser cualquier cosa, desde un Millenium (sí, lo confieso, me gustó) hasta un Murakami.

2-La traducción es un elemento muy importante en la literatura, sobretodo en un país donde la mayor parte de la literatura procede de otros países-en su mayoría, de lengua inglesa-. ¿Está bien valorado el oficio de traductor? ¿Tiene futuro, salida? ¿Qué perfil debe tener alguien para trabajar como traductor en alguna editorial?  


El oficio de traductor de libros (porque, como ya he dicho, se traducen muchas cosas distintas) no está demasiado bien valorado en general, no. Salvo honrosas excepciones, se paga poco y mal, y los plazos de entrega son cada vez más cortos. Para dedicarse a esto en exclusiva y poder vivir de ello hay que trabajar demasiado deprisa. Futuro supongo que tiene, ya que, como dices, se traduce mucho. Aunque cuesta conseguir que las editoriales confíen en ti, la cosa mejora mucho una vez que empiezas a trabajar con ellas.

En cuanto al perfil, primero hay que aclarar que los traductores no suelen trabajar «en» las editoriales. Hay excepciones, como en todo, pero lo más normal es que los traductores de libros sean profesionales autónomos a los que sus clientes, las editoriales, encargan trabajos. Se firma un contrato de traducción por cada libro, en el que se especifican las condiciones, los derechos y las obligaciones de ambas partes. Por lo demás, no tengo muy claro cuál es el mejor perfil. Supongo que tener la carrera de traductor ayuda, aunque no es imprescindible (hay excelentes traductores de libros que han cursado otros estudios) y también haber hecho algún posgrado de especialización en traducción o en literatura (si es el campo que se busca). Por supuesto, es imprescindible conocer muy bien tanto el idioma de origen como el de destino, así que tampoco viene mal demostrar una estancia en un país donde se hable tu segundo idioma. Ahora mismo no se me ocurre nada más...

3-Son muchos los años que llevarás trabajando, al igual que los libros que habrás traducido durante ese tiempo. ¿Alguna anécdota que puedas contar sobre el proceso de traducción? ¿Cuanto sueles tardar en traducir un libro? ¿Revisas constantemente lo que has traducido, como hacen con los libros que escriben poco a poco? ¿Has traducido algo a la inversa, es decir, español-inglés?  


Ay, no me hagas sentir tan vieja :-D Llevo traduciendo libros casi doce años, y he traducido... calculo que unos cincuenta, contando con los que no se han publicado todavía. Anécdotas... Qué difícil, no sé. Bueno, sí, en el apartado «falsos amigos que no se pillan cuando corres demasiado» o «vísteme despacio que tengo prisa» incluiría una pifia que se me escapó en Libros de sangre: donde ponía ostrich, en vez de poner «avestruz» puse «ostra» y me quedé tan pancha. Juraría que no lo han corregido en las ediciones posteriores... O las conversaciones con algunos autores sobre cómo han llegado a tal o cual solución. La mayoría (los que responden, porque es muy difícil ponerse en contacto con los más famosos) son muy amables y te ayudan un montón, aunque solo recurro a ellos cuando no queda más remedio. De hecho, me reí un montón hace poco con uno de ellos: cuando le pregunté por una expresión que no entendía, me confesó que él tampoco sabía lo que había querido decir, y nos lo inventamos entre los dos :-)

En general, suelo pedir un mes por cada cien páginas de libro, lo que supone unas cinco páginas al día, pero, como digo, los plazos cada vez se reducen más y más. La inmediatez va a acabar con nuestra salud física y mental, a este ritmo.

En cuanto a la revisión, suelo reservar unos días al final de la traducción para volver a leerlo todo y pulir lo escrito. A veces tienes que hacerlo en un par de días, con lo que se te escapan muchas cosas, aunque normalmente me tomo una semana (con su fin de semana incluido). Lo ideal sería poder dejar reposar unas semanas la traducción antes de ponerte a releerla, y así distanciarte un poco de ella y verla con otros ojos, pero, como digo, ahora es imposible.

Ah, las inversas, me alegra que me haga esa pregunta, como suele decirse. NO se hacen inversas. Por supuesto, hay excepciones, como los traductores bilingües. Y cuando digo traductores bilingües no quiero decir cualquier persona bilingüe o cualquier traductor que sepa mucho inglés, sino traductores que, además, sean realmente bilingües, que dominen los dos idiomas con la MISMA soltura a nivel NATIVO. Yo he hecho inversas, pero nunca literarias, sino en otros campos y en circunstancias especiales, como las traducciones juradas, o cuando estuve trabajando en plantilla en una empresa de ingeniería en la que todos los demás traductores eran hablantes nativos de inglés o de francés. Consideraron que mi nivel de inglés era aceptable y, como después mis traducciones pasaban por un corrector nativo, no había problema. Pero, como digo, en casos muy concretos y especiales. Ahora mismo, como ya no hago juradas, solo acepto trabajos de traducción inversa cuando me los ofrece esa empresa de ingeniería que he mencionado.


4-El proceso de publicación de un libro es duro, muy difícil. ¿Un traductor puede pegar "un último empujón" para conseguir que se publique un libro, presentarlo para ver si la cosa sigue adelante o va todo por encargo? (y no pregunto solo por un libro extranjero)  


Pues no sabría decirte, nunca he intentado que publicaran un libro. Bueno, miento, lo intenté cuando estudiaba un máster de traducción y literatura comparada en EE.UU. Estaba traduciendo un libro para mi proyecto de traducción y me puse en contacto con la editorial del original para preguntar si habían vendido ya los derechos de traducción al español y a quién. Ellos me respondieron amablemente que sí y me pasaron los datos de la editorial española. Me puse en contacto con la susodicha editorial, adjuntando un fragmento de lo que tenía ya traducido, pero ellos me respondieron que se lo encargarían a uno de sus traductores de confianza. Claro, en aquel momento yo no tenía publicada ninguna traducción y, como digo, es difícil que te hagan caso. Es la única ocasión de ese tipo que se me ha presentado. Sé de algunos traductores que han hecho lo que mencionas, pero, ya te digo, no conozco los detalles.


5-De todos los libros que has traducido, ¿guardas alguno con especial cariño?¿cuál te costó más y menos traducir? Por último, un libro que te hubiera gustado traducir y que no pudiste hacer.  


 Me encantó El libro de las cosas perdidas, es un libro fantástico, y también El chico de la bruja de la (por desgracia) desaparecida editorial Tropismos. Y hay muchos otros libros con los que he disfrutado un montón, como Una noche en la luna. Recomiendo los tres encarecidamente. Y, claro, siento un cariño especial por Los Juegos del Hambre, ya que, aparte de la extraña y poco común sensación que produce traducir un libro que se vende y todo, me parece una trilogía muy buena.

El que menos me costó traducir... Puede que Ladrona con clase o Fama y prejuicio, que son bastante sencillitos, muy amenos. El que más... Muchos, sobre todo Jugar a dioses de Damien Broderick, que me volvió loca mezclándome teorías físicas reales con imaginarias, o Los pequeños hombres libres, de Pratchett, porque..., bueno, porque es Pratchett :-) También se las traen los libros del estupendo Stephen Hunt (La Corte del Aire y El reino más allá de las olas), y los neologismos de El Bosque de los Cuervos y su continuación, pero creo que sí, que gana Broderick.

Un libro que me hubiera gustado traducir es cualquiera de los Harry Potter, claro, a quién no. O uno de Stephen King, que es un autor que me chifla, aunque tenga obras mejores y peores. O la serie de Canción de Hielo y Fuego, por supuesto, aunque tiene que ser un señor dolor de cabeza para su gran traductora, Cristina Macía. Y todos esos libros maravillosos con los que descubrí el género de la fantasía, como los de la Dragonlance, La espada de Joram, El Ciclo de la Puerta de la Muerte... O cualquier cosa que salga de la pluma de Margaret Atwood o de Marion Zimmer Bradley... Buah, una lista interminable...


6-Es imposible no entrevistarte sin mencionar a Los Juegos del Hambre. ¿Cuándo empezaste a oír hablar de ellos? ¿Qué sentiste cuando los leíste? ¿Te gustan las distopías y la moda que se ha impuesto en el mercado? ¿Qué te ha parecido el éxito arrollador que ha tenido la serie, no solo en nuestro país sino en el mundo entero?¿Qué piensas de su adaptación al cine?  




Pues no sabía nada de ellos hasta que me enviaron el primero. De hecho, creo que cuando Molino compró el libro todavía no se había empezado a vender como rosquillas en los EE.UU. La primera vez que lo leí me quedé enganchadísima, ¡necesitaba leer el segundo! Me encantó. Y fue una pasada tener en mis manos Mockingjay antes de que saliera en inglés. Solo lo pudimos leer unas cuantas personas, y lo único que les faltó fue pedirnos que firmáramos un contrato de confidencialidad con nuestra sangre. Emocionante :-)

Las distopías me gustan desde siempre. 1984, Un mundo feliz, La carretera, La chica mecánica (traducida por Manuel de los Reyes, un fenómeno)... Lo que no me hace tanta gracia son las modas. De repente, todo son niños especiales que tienen en sus manos la salvación del mundo; después, todo son vampiros; después, distopías por un tubo, algunas bastante similares entre sí. Por un lado está bien, porque es un tipo de novela que me divierte mucho, pero por otro se corre el peligro de saturar al personal y de publicar cualquier cosa solo porque entra dentro de ese subgénero, por así llamarlo.

El éxito de la trilogía de Los Juegos me parece fantástico. Es difícil saber de antemano lo que va a funcionar y lo que no, pero está claro que la gente de RBA y Molino dieron en el clavo. En cuanto a la película, me gustó mucho, aunque, claro, reconozco que no soy objetiva.


7-La traducción de Los Juegos del Hambre, ¿ha impulsado, como en el caso de un cantante o un autor y su mejor obra, tu carrera de alguna manera? ¿Algún proyecto nuevo? ¿Nos puedes contar algo sobre él, aunque sea muy poquito?  


No, me parece que todavía no se me rifan en las editoriales :-D A pesar de que no me falta trabajo y sí me ha surgido la oportunidad de colaborar con otra editorial más, no creo que sea necesariamente por Los Juegos. Es cierto que me ha servido para conocer a unos cuantos lectores y blogueros como tú, y a algún que otro escritor, de lo cual me alegro mucho. Me da la impresión de que mi nombre, al menos, suena más que antes, pero tampoco vayas a creerte. Proyectos nuevos tengo, sí, acabo de entregar a Molino la segunda parte de El Bosque de los Cuervos (de Andrew Peters, otro autor de los buenos y una excelente persona), está a punto de publicarse un libro con cuatro novelas de H. G. Wells, dos de las cuales he traducido yo, y acabo de empezar mi primer libro para Random House-Mondadori. Creo que no puedo contarte nada sobre él porque ni siquiera se ha publicado todavía en inglés, pero sí puedo adelantar que es otra distopía.


8-Por último, ¿Qué consejos le darías a alguien que quiera convertirse en traductor?  Muchas gracias por aceptar esta entrevista; espero que hayas disfrutado respondiendo mis preguntas.

    Creo que poco más aparte de lo que he dicho ya: leer mucho, estudiar a fondo tanto tu propio idioma como el idioma del que quieras traducir, escribir siempre que puedas, apuntarte a una asociación de traductores en la que te informen de cómo funciona el mundo (ya sea algo como Asetrad, que engloba a traductores, intérpretes y correctores de todo tipo, o una más específica para traductores de libros, como ACE Traductores), insistir mucho, formarte en el campo que más te guste...

    Muchas gracias por aceptar esta entrevista; espero que hayas disfrutado respondiendo mis preguntas.


    Gracias a ti de nuevo. Espero no haberos aburrido demasiado :-)

    Lo he pasado muy bien sabiendo un poco más de una persona que ha estado detrás de muchos libros que he disfrutado, sin ser su autora. ¿No os parece interesante? ¿Qué opináis de la entrevista? Contarme, contarme ;)


    19 comentarios:

    1. Bueno, poco más que decir que: ¡im-presionante entrevista! Clap, clap, clap!! Ha sido interesantísimo conocer a una traductora y encima... la que se encargó de traducir LJDH!! Qué genial idea. Me han parecido estupendas todas sus respuestas, por no decir que me da la sensación que escribe mejor que muchos de los autores que he leído!! ajajajajaj Pero no le habéis preguntado cómo sacó la palabra "Sinsajo"!! Nunca me había planteado cuánto se tarda en traducir... cinco páginas cada día desde casa?? Yo lo tendría claro, fijo que me distraería con todo, creo que esta mujer debe tener una fuerza de voluntad como el hormigón! En fin, muchas felicidades por este post y mis mejores deseos a Pilar, ha sido genial conocerla un poquito!

      ResponderEliminar
    2. Que genial la entrevista :D
      Tiene que ser interesante trabajar desde casa, aunque tienes que tener una capacidad de concentración importante jaja
      Un beso.

      ResponderEliminar
    3. Pedazo de entrevista!! Yo he estudiado traducción y quiero intentar meterme en la traducción literaria, así que leer el punto de vista de una profesional del mundillo me ha encantado.

      ¡Enhorabuena por la entrevista!

      ResponderEliminar
    4. @Nia: la entrevista quería enfocarla más hacia su trabajo en general en el mundo editorial, más que algún libro en concreto o algún término específico ;).

      Me alegro de que os haya gustado ;)

      ResponderEliminar
    5. Yo también tenía curiosidad por saber cómo tradujo esa palabra taaaan complicada xDD
      ¡Que de preguntas le haces en cada pregunta! Para cuando leo la respuesta no me acuerdo de lo que contesta xDD
      Me ha encantado la entrevista. La verdad es que casi siempre nos olvidamos de la cantidad de profesionales que hay detrás de un libro.
      Beeeesos

      ResponderEliminar
    6. Mil gracias por hacer una entrevista a personas que tienen un papel fundamental hoy en día en el mundo de la lectura y en cambio parecen que están escondidas. Gracias a Pilar esta fantástica trilogía a podido llegar a nuestras casas.
      Un beso!

      ResponderEliminar
    7. Muy, muy, muy interesante. ¡¡Gracias a los dos!!

      En el proceso de hacer un libro todas las partes tienen mucha responsabilidad, pero la figura del traductor cuando se publican libros de fuera me parece clave. Lo de la "ostra" por "avestruz" es el mejor ejemplo, jeje.

      Qué pena me ha dado lo de las prisas :(.

      ResponderEliminar
    8. me encantó la entrevista, a mi también me hubiera gustado traducir THG...

      ResponderEliminar
    9. Muy interesante, con cuestiones muy buenas.

      ResponderEliminar
    10. Y dentro del proceso no hay que olvidarse de los correctores. De ellos también depende la calidad de lo que salga. Todos somos humanos y es normal que aparezcan gazapos, por eso su labor de revisión es fundamental. Un buen corrector es un tesoro.

      Ah, y según la ley, los traductores también somos autores, por eso cobramos derechos de autor sobre lo que se vende, aunque solo después de amortizar el adelanto que nos pagan por página :-)

      ¡Un beso a todos!

      ResponderEliminar
    11. http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

      Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!




      ResponderEliminar
    12. Me ha parecido muy interesante, me ha gustado saber más del mundo de la traducción de la que yo, personalmente no tengo mucha idea.

      Saludos!

      ResponderEliminar
    13. Excelente entrevista ^^ a mi me encantaria trabajar en eso :P

      ResponderEliminar
    14. Me encantó la entrevista y tu blog también ^^ te sigo!

      ResponderEliminar
    15. Vaya, qué cosas tan curiosas me he encontrado en la entrevista jajajaja.
      Tiene que estar bien trabajar tranquilamente desde casa, pero yo no sé si podría sin distraerme x)
      Por cierto, te sigo :)
      ¡Besos!

      ResponderEliminar
    16. Buenos días, me encantó tu blog!

      Realmente soy nuevo en esto y no sé cómo hacer que las personas me lean, o cómo difundir mi blog. Te invito simplemente para que te pases por el mío y si te gusta nos seguimos. Por ahora sólo tengo una entrada, pero los temas que hablaré serán de diversos tipos: amor, relaciones, tecnología, autoestima, consejos para las primeras citas, consejos para decirle chau a la obesidad, etc. Hablaré de todo que esté conectado con las relaciones entre las personas.

      http://ezequieltoscani.blogspot.com.ar/

      Ezequiel Toscani.

      ResponderEliminar
    17. Tengo una curiosidad enorme por saber cómo se llega de una palabra inventada en inglés (mockingjay) a traducirla por "sinsajo" y no por "conajonjolí" por dar un ejemplo absurdo.

      ResponderEliminar

    Si te apetece dejar un comentario, eres libre de hacerlo. Pero recuerda, sé respetuoso y trata de hablar siempre del tema tratado en la entrada. No spam, por favor.

    ¡Gracias por tu comentario! ^^